Un arte olvidado. El diseño gráfico y la ilustración en las primeras máquinas arcade

Un arte olvidado. El diseño gráfico y la ilustración en las primeras máquinas arcade

Vicente Javier Pérez Valero: Universidad Miguel Hernández de Elche

Overview

El videojuego, y todo lo que engloba de forma conceptual y literal, ya forma parte de la expresión social, cultural y artística de nuestra época. Desde los años 70 del siglo XX hasta nuestros días, ha pasado de ser un entretenimiento para los más jóvenes hasta convertirse en un referente del desarrollo del arte en las nuevas tecnologías digitales. Porque el videojuego es arte, como una pintura, una escultura, o una película. Y lo es desde la concepción artística del juego en sí mismo, hasta el desarrollo de carátulas, carteles, spots, promociones y, por supuesto, los artes (diseño gráfico e ilustraciones) que decoran las máquinas arcade, en comunión con el diseño industrial de las propias cabinas dedicadas. No en vano, la Biblioteca Nacional de España avala esta realidad poniendo en marcha un plan para recuperar, catalogar y conservar los videojuegos como parte del patrimonio cultural español. Por otro lado, se trata de un sector que, en 2018, superó en facturación al cine y la música juntos, destacando como la primera industria audiovisual nacional.

Por todo lo anterior, esta propuesta pretende poner en valor a unos actores que, aunque olvidados, fueron esenciales para completar la experiencia del juego: los artistas, diseñadores gráficos, ilustradores y creadores, en definitiva, de los mundos que envolvían aquellas maravillosas máquinas de videojuegos arcade, cuya inventiva permitía adentrarnos en el universo ideado, para vivir una experiencia original, al introducir una moneda de 25 pesetas. Existen gran cantidad de estudios acerca del desarrollo de los juegos en sí, pero pocos en lo que se refiere a los artes que acompañan y crean la ilusión del juego en las cabinas y muebles que, en su día, llenaron los salones de juego, junto con pinballs, billares y futbolines.

Grandes compañías como Atari, Midway, Taito o Namco se esforzaron en crear videojuegos arcade y muebles dedicados que atrajaeran nuestra mirada y nuestro deseo. Máquinas como Pong, Centipede, Breakout, Asteroids, Gun fight, Sea Wolf, Galaga, Tron, Galaxian o el propio Pac-Man, estaban decoradas con fabulosas ilustraciones en vivos colores, empleando tipografías de fantasía extraídas de la cultura del cómic y de los últimos estrenos de cine. Pero los creadores de esos universos han caído, en muchas ocasiones, en el olvido, en parte por una concepción trasnochada del diseño, en la que no se le concedía ser más que un arte aplicado, o bien porque las grandes compañías de videojuegos de los 70 y 80 han desaparecido, dejando también ese hueco en la memoria.

En el momento actual, en la cuarta etapa de la revolución industrial, el recuerdo de los que vivimos la época dorada del arcade, y la nostalgia envuelta en el valor económico de cambio, han puesto el foco en una industria histórica que necesita una vindicación y puesta en valor de sus máquinas y cabinas como piezas de producción en las que el arte y la tecnología aunaron talento para la consecución de una experiencia única de juego.

Keywords: Diseño gráfico; Ilustración; Arte; Cultura; Videojuegos; Arcade.