Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

Scott Sava y Jamie Thomason.

Scott Sava y Jamie Thomason.

4 diciembre. 9h-11h

“La Historia de animal crackers”.

“La voz en la animación”.

Si Tony Bancroft decía que “todos los animadores son actores”, el discurso de Scott Sava y Jamie Thomason sigue esa línea.

“Animar es actuar. Quieres ser un buen animador: toma clases de actuación”.

Primer consejo de una masterclass muy, pero que muy entretenida. Estar delante de Scott Sava y Jamie Thomason es ver a dos colegas que se van contando cosas. Uno habla, el otro asiente y, sobre todo, ríen. Hay complicidad. Suponemos que por las largos ratos que pasan juntos.

Porque la animación, aunque divertida, son horas, muchas horas de trabajo.

Scott Sava es ilustrador y se nota. Llegó a Barreira Arte+Diseño y, como si de un alumno más se tratara, acabó en una clase de Dibujo artístico. Allí, junto con el resto de alumnos dibujó un bodegón. Eso es espontaneidad, sin duda.

 

Luego se sentó junto a Jamie Thomason. Y comenzó la masterclass. O la actuación.

Porque Thomason no paró de caracterizar. A través de un recorrido por su trayectoria, nos fue contando en clave de humor, y haciendo gala del manejo de la voz, la importancia de elegir una voz para un personaje. Sonaron miles de anécdotas muy divertidas, a través de las cuales nos fue contando cómo conseguir que un actor, con la voz, sólo con la voz, interprete a un personaje.

Y eso, para Thomason, es algo que ocurre en un estudio de grabación. “Lo bueno de doblar es que actúas todo el rato, no estás en un set. Tienes que interpretar y comunicar sólo con la voz”. Ahí es nada.

Nos reímos mucho con las anécdotas de Thomason ( “someone is looking at me”) y de Scott Sava, quién nos contó que todo empezó con una paella: “we`re making a movie”, y nos regaló un consejo: cree en tu proyecto y sigue adelante.